unidad1

Una caseta comunitaria en San Francisco, adecuación de la casa de la cultura en el corregimiento Santa Ana de Granada y la puesta en marcha del Centro de Atención a Víctimas en Rionegro, son las nuevas intervenciones que la Unidad de Atención a Víctimas ha realizado en el Oriente Antioqueño.

Para el caso de San Francisco “el espacio era una necesidad manifestada por la comunidad del barrio Las Delicias, y tras un proceso de construcción de ocho meses, la caseta entró en funcionamiento con un salón para reuniones y otras actividades, batería sanitaria, cocineta y otro espacio que será destinado como oficina.

Frente a la adecuación que se hizo a la Casa de la Cultura del corregimiento Santa Ana, de Granada, desde la Unidad de Víctimas indicaron que “esta zona rural sufrió desplazamiento forzado masivo de habitantes por el conflicto y fue objeto de desminado humanitario para favorecer el retorno de la población. Por eso la importancia de garantizar un espacio destinado a promover el talento de niños, jóvenes, adolescentes y personas mayores, a través de programas de formación social y comunitaria”.

unidad2

Finalmente, el Centro de Atención a Víctimas en Rionegro, será un espacio que “beneficiará a las 9.346 víctimas identificadas y ya caracterizadas en el municipio de Rionegro y municipios aledaños, con mejor atención sin salir de su localidad gracias a este punto de atención que cuenta con 6 funcionarios de la Unidad para las Victimas y 2 funcionarios de la Alcaldía de Rionegro quienes velarán por el óptimo funcionamiento y atención a la población”.

En el Oriente Antioqueño estos puntos de Atención ya funcionan en los municipios de Abejorral, Concepción, El Carmen de Viboral y San Francisco.

Por: Óscar Morales Orozco

Fotos: Cortesía Unidad de Víctimas