Tras varios días de cierre preventivo en el kilómetro 14+350 de la autopista Medellín-Bogotá, las autoridades de riesgo, Devimed y la Alcaldía de Copacabana realizaron la explosión  controlada de la montaña para frenar el deslizamiento.

Según los técnicos e ingenieros, la inestabilidad hizo que cerca de 5 mil metros cúbicos de tierra se desprendieron, por lo que el eje vial permanece cerrado en ese tramo. Sin embargo, tras la explosión controlada 60 mil metros cúbicos más cayeron sobre la vía, los cuales están siendo retirados por 100 volquetas y se espera que esta misma semana sea reabierto el paso.

Las 20 familias que fueron evacuadas de forma preventiva regresaron a sus viviendas tras descartarse el riesgo.

Por: Óscar A. Morales Orozco 

Vídeo: Cortesía Devimed