tunel-de-oriente

El túnel de Oriente busca reducir en distancia y tiempo de Medellín con el Aeropuerto José María Córdova, con una obra de 8.2 kms, entre túneles y puentes a cielo abierto, de los cuales hasta se han perforado unos 3.755 metros en sus portales Oriental y Occidental.

Hasta ahora va un 45.74 % de ejecución de la obra. Según estudios, los principales usuarios de la vía, serán los usuarios de la terminal aérea.

Desde que comenzaron las obras del Túnel de Oriente, se han analizado infinidad de alternativas para su financiación, la mayoría de estas perjudicando directamente a la población del altiplano, quienes sin ser los mayores usuarios de la vía, resultarían afectados por el cobro de la valorización o de otros impuestos.

En promesa de campaña de la reelección del Presidente Juan Manuel Santos, prometió en la plaza de Rionegro en junio del 2014 que la comunidad no tendría que pagar la valorización para la construcción de la obra, y dijo textualmente: “les tengo la siguiente noticia: ya recibí los estudios técnicos para que ese túnel se haga sin valorización”

Ante este anuncio se comenzaron a hacer otra serie de conjeturas para buscarle salida financiera a la obra sin afectar a los orientales.

Fue así, como en el evento de socialización del Plan Maestro del Aeropuerto en agosto pasado, el viceministro Germán Vargas Lleras dio la noticia de la implementación de una sobre tasa aeroportuaria en la que todos aquellos pasajeros que salgan con destino nacional desde el José María, pagarían un valor de $5.000 y los destinos internacionales pagarían 1.5 dólares, con lo que se recaudarían 20.000 millones de pesos anuales, para financiarla y sus obras  complementarias.

Esta propuesta que fue asumida como promesa cumplida de Santos y respaldada por la Gobernación de Antioquia y la Aerocivil y que fue muy bien recibida por los alcaldes de la región, se tendrá durante seis años o hasta  recaudar los 120.000 millones de pesos que es el valor estimado del proyecto.

Cuando se pensaba que el tema de la financiación del túnel y la dolorosa valorización era cosa del pasado, aparece la Asociación de Transporte Aéreo en Colombia (Atac) quien demandó a finales del mes pasado ante el Consejo de Estado a la Aeronáutica Civil, por darle vía libre a esta sobretasa, ya que ésta entidad no tiene la facultad de otorgar permisos para financiar o cofinanciar  proyectos viales.

A este pedido se unió también la Asociación Latinoamericana del Transporte Aéreo (Alta) donde argumentan que lo que se está haciendo es crear un impuesto y eso solamente lo puede hacer el Congreso de la República mediante una ley.

De igual manera el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, presentó su inconformidad a la Aerocivil por el nuevo cobro, puesto que este afectaría al sector turístico.

No obstante, la Asociación de Municipios del Altiplano del Oriente Antioqueño (MASORA) dijo que “nuestros territorios han recibido los impactos directos del Aeropuerto en nuestras vías, en la economía de los municipios y sus pobladores, y en la dinámica social que ha dejado una transformación cultural importante, pero a la vez preocupante. Aplicar una contribución transitoria a quienes salgan del Aeropuerto internacional, es garantizarle a los habitantes del territorio el no pago de la valorización como parte de la financiación de las obras, que para el cierre financiero del Túnel son del orden de los $120 mil millones de pesos. Esto sería reconocerle a los orientales un derecho más que merecido”.

Por: Oriéntese.co

Foto: Cortesía