Vender algo así como 857 postres, eso es lo que necesita hacer Miguel Angel Montoya para poder representar a Colombia en la Frivolten Cup en Suecia, el evento de Trampolinismo más reconocido en Europa.

 

A Miguel Ángel, cuyo padre es oriundo del municipio de Nariño, le queda menos de 1 mes para recoger los 6 millones de pesos que le hacen falta para viajar. Es decir, vender diariamente más o menos 28 de estos deliciosos postres de fruta toda una misión.

El cuento es sencillo, estudiar toda la mañana, entrenar toda la tarde y hacer postres en la noche. La verdad es que hoy el número de postres que tiene que vender Miguel Ángel es menor, gracias a la ayuda de familiares y amigos.

Cumplirle al estudio, a los entrenamientos y ayudar a hacer los postres para ganarse el viaje, para el pequeño esta situación no es nada fácil.

Si las ventas siguen como van, el viaje para Suecia que es la primera semana de mayo, está casi listo, eso si tendrá que aumentar la producción en casa si el primero de julio quiere estar en el Internacional de Santarem en Portugal.

Por: Juan Felipe Mejía (Telemedellín)