Escuela2

La Fundación de la empresa Celsia realizó una inversión  de 743 millones de pesos en el mejoramiento de algunas  escuelas rurales de los municipios de San Carlos y San Luis.

En total la fundación realizó el mejoramiento de 8 centros educativos, asentados en la zona de influencia del proyecto hidroeléctrico Porvenir II. Se espera que unos 147 niños se beneficien de estas intervenciones.

Gonzalo Velásquez, líder de comunicaciones de Celsia, afirmó que “estos proyectos son importantes en la medida en que se pueden mejorar las infraestructuras escolares del municipio, los niños pueden disfrutar de las instituciones educativas y al tiempo la calidad educativa mejora”.

La Fundación Celsia, perteneciente a la empresa Celsia, cuenta con varios  proyectos que amparan a los centros educativos: Verde vivo, es cual es una cátedra ambiental que se enseña a los estudiantes acerca del cuidado del medio ambiente, y para los docentes existe el Programa de Lenguaje y el Programa de Matemáticas, los cuales se enfocan en apoyar la metodología educativa.

Escuela1

Andrés Contreras, líder encargado de la Fundación afirma que “la idea de este proyecto es poder brindar energía, agua potable e incluso bebederos para los niños, buenos servicios sanitarios y generar de manera integral con la comunidad progreso, no sólo estructural, sino también educativo”.

Y es que las escuelas son tan lejanas, que la Institución 7 de agosto, también del municipio de San Carlos, tiene sólo 4 estudiantes. Allí la docente María Ligia Rendón dijo a Inforiente que “esto sucede a causa de las largas distancias que los niños deben caminar para poder venir a estudiar, así que tan sólo asisten lo que viven relativamente cerca”.

En las ocho instituciones que intervino la Fundación ( 5 de San Carlos y 3 de San Luis) se hizo el mejoramiento de las infraestructuras, es decir, pinturas, puertas, cocinas y ventanas nuevas; además se implementó o se mejoró la red de servicios sanitarios y la red eléctrica.

Virginia Ospina, docente de la escuela El Prado, de la vereda El Prado de San Carlos, la cual cuenta con 14 estudiantes, afirma que han sido significativos los aportes que la fundación le hizo a la institución: “Lo más bonito ha sido la construcción de una rampla, puesto que cuento con dos estudiantes en situación de discapacidad”.

Escuela3

Por su parte, Luz Marina Marín Daza, alcaldesa del municipio, aseguró que “con estas entregas de las sedes educativas se demuestra que cuando se hace un trabajo articulado, con esfuerzo y compromiso, tanto de las instituciones privadas, en este caso el proyecto hidroeléctrico Porvenir II, y la administración, podemos demostrar que las cosas si se pueden dar”.

Por: Paola Gómez Cardona

Fotos: Cortesía