Ya son 28.000 hogares campesinos los que disfrutan del proyecto Huellas, implementado por Cornare en su jurisdicción, para mejorar la calidad del aire y la salud de quienes aún cocinan en fogones de leña.

Desde hace 25 años la Corporación Autónoma Regional Rionegro-Nare (Cornare) ha visitado las zonas rurales de los 23 municipios del Oriente y 3 del Nordeste donde ha implementado estufas eficientes que reducen el consumo de leña y la generación de humo durante la cocción de los alimentos.

“Si bien el problema de la contaminación en las ciudades está en toda la cotidianidad y todas las zonas tanto públicas como privadas, en los campos está reducido a las viviendas. Es posible que el problema de contaminación sea peor en una vivienda campesina que en Medellín en el peor de los momentos, porque allí sí está concentrado el material particulado y todos los efectos que genera la cocción de alimentos con leña”, precisó Carlos Mario Zuluaga Gómez, director general de Cornare.

 _MG_3027 _MG_4588

Justamente un estudio adelantado por Cornare y la Universidad de Antioquia en 2011, a través del cual realizaron el comparativo entre los fogones tradicionales y las estufas eficientes, se encontró que estas últimas presentan una reducción promedio en el consumo de madera del 55 %, reducen las emisiones de material particulado en un 59%, reducen la cantidad de material particulado respirable presente en la zona donde se realiza la cocción de alimentos en un 86% y disminuye el humo dentro de la cocina en un 98 %.

Por: Óscar Morales Orozco

Fotos y vídeo: Cortesía Cornare