Revuelo y polémica causó entre los habitantes de Marinilla la decisión que habría tomado el sacerdote Francisco Ocampo, rector de la Institución Educativa Coredi, de cerrar un hueco en una pared, en la cual había varios pichones de paloma.

Grupos animalistas del municipio denunciaron a través de redes sociales que “el cura dijo que sería bueno tapar el hueco de esa pared porque los pichones se la estaban ensuciando. El problema fue tapó el hueco con los pichones adentro”.

La situación causó tal conmoción, que al sitio debieron llegar uniformados de la Policía Ambiental y de la Alcaldía del municipio, quienes procedieron a destapar el hueco y a rescatar a varias de las aves.

Hasta ahora ni el sacerdote ni voceros de la Institución Coredi se han pronunciado. Inforiente estará presto a escuchar su versión.

Por: Óscar Morales Orozco 

Imágenes: Cortesía ciudadana