nelson-restrepo

La alianza de líderes y partidos políticos que quiero para el próximo periodo de gobierno en Colombia, es la que se dedique a implementar los acuerdos de paz con las FARC concretando tres ideas fuerza que son de mi interés: Reforma rural integral, apertura democrática y justicia especial para la transición.

Esta alianza que quiero, también debe demostrar que es capaz de gobernar sin corrupción.

Esta alianza, está integrada por los siguientes partidos: el Polo Democrático, la Alianza Verde, el Partido Liberal, la U, la ASI, AICO, MAIS, los grupos significativos de ciudadanos  Compromiso Ciudadano y los Progresistas. Mejor dicho con los partidos minoritarios históricamente excluidos del poder ejecutivo nacional, el Partido Liberal y la U que lideraron la negociación con las FARC. No estoy seguro con Opción Ciudadana y el Mira, aunque sean minoritarios, por eso los dejo por fuera. Digo estos partidos, para resaltar que se trata de una alianza política orgánica, institucional, no una alianza de líderes ambiciosos que fácilmente transfugan.

Si se consideran estos partidos se verá que dentro hay sinvergüenzas, corruptos, godos y godas, clientelas y maquinarias. Sin embargo, atendiendo el interés general, voy a obviar esto para ver en panorámico y al hacerlo atreverme decir que allí están las principales fuerzas e ideas con capacidad transformadora del país, que allí están los cambios que no espero de los partidos de extrema izquierda o derecha descartados en esta alianza.

Una precisión que considero necesaria: en el próximo gobierno nacional,  durante tres años de este periodo, funcionará la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y No Repetición. Esta es la alianza:

Me gustaría recuperar en el Parlamento a senadores estrellas como Gustavo Petro y a Piedad Córdoba, para que compartan escenario con Jorge Robledo, Iván Cepeda, Claudia López, Antonio Navarro actuales senadores estrellas de la llamada izquierda. Me encantaría contar con su conocimiento y capacidad de denuncia desde el Senado, ayudarían muchísimo a mantener un ambiente político que permita el esclarecimiento de la verdad mientras funciona la Comisión para el Esclarecimiento, porque han sido justo ellos y ellas las principales denunciantes del paramilitarismo, la parapolítica, la corrupción de los partidos tradicionales y eso les ha hecho estrellas para quienes los elegimos.

En ellos y ellas también se concentra la defensa de los históricamente excluidos como campesinos, indígenas, mujeres, Lgbtis y la defensa a las salidas negociadas a los conflictos, el respaldo al proceso con el Eln. Ellos encabezarían el liderazgo político para la transición, para la apertura democrática, el respaldo del ejecutivo que operará los acuerdos en el marco de esta alianza junto a otros y otras congresistas que ahora lo hacen bien y merecen reelección.

No creo conveniente que Petro, Piedad o Robledo, sean presidentes en este momento de transición y de verdad; me preocupa que usen la presidencia de la república para polarizar al país más de lo que está; que la población perciba que el trozo de verdad que tienen lo usen como expresión de venganza y no de reconciliación; que siendo Petro exguerrillero la gente perciba aunque no sea cierto que Colombia queda en manos de la guerrilla. Por eso no creo que sea conveniente que gobiernen ahora, desde el Senado harían mejor su tarea esclarecedora y de respaldo político a los acuerdos, mientras pasa la calentura que va a generar las verdades.

Me encantaría que en el gobierno estuvieran Antanas Mockus, Antonio Navarro, Clara López. Todos tienen experiencia gobernando y lo han hecho bien en general. Pero lo cierto es que este grupo tiene más de 65 años, o los tendrá para la fecha en que inicie el nuevo gobierno, y si acaso podrán ser asesores. Para aprovecharlos en este momento de la transición, sería ideal que estuvieran como Senadores y que sus fórmulas a la Cámara fueran jóvenes convencidos de la política seria y transformadora. Arrastrarían a una nueva generación de políticos.

En el ejecutivo, pongo a los moderados, a los menos polarizantes, a los que han tenido experiencia gobernando y lo han hecho no solo bien, sino de otras formas, y están en edad para hacerlo. El ejecutivo debería estar liderado por Humberto de la Calle y Sergio Fajardo, cualquiera de los dos que encabece la presidencia, ojalá avalado por todos estos partidos y respaldados por las firmas que consigan. Humberto de la Calle conoce bien los acuerdos de paz, como dice él mismo “sabe resolver bollos grandes”, es apegado a las reglas, tiene un talante paciente e inspira a mucha gente con sus ideas. Fajardo tampoco es polarizante, va a respetar e implementar los acuerdos de paz, es pragmático administrando, gobierna educando, también inspira a mucha gente con nuevas ideas y está resuelto a gobernar sin entregar el gobierno a las clientelas. Por eso De la Calle y Fajardo deberían liderar esta alianza a la presidencia.

En el gabinete de ministros me encantaría que esté Sergio Jaramillo, Alonso Salazar y Carlos Caicedo. Ellos, otros y otras que se les parezcan en méritos deberían estar allí. De la Calle, Fajardo y estos ministros, han gobernado, tienen experiencias y resultados para mostrar basados en ideas y prácticas de gobierno transformadoras, han ensayado gobiernos con criterios de equidad, varios de ellos son estandartes de decencia y están convencidos de la necesidad de transformar prácticas culturales ilegales y excluyentes.

Esta es la alianza que me inspira en lo político y el ejecutivo nacional. Una confluencia pensada para llegar a los distintos poderes públicos, para gobernar con la prioridad de que Colombia transite hacia la inclusión, la democracia,  la decencia, la civilidad. Sería ideal que se tramitaran pronto los protagonismos y los egos, se aplace lo que estas materias corresponda, para que quienes pueden cumplir un rol clave y protagónico en el Congreso dejen de recoger firmas para la presidencia.

Por: Nelson Enrique Restrepo Ramírez

*Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad de sus autores, y no reflejan la posición informativa de Inforiente