Gracias a la unión entre la Fuerza Aérea Colombiana y la fundación ALLAR, 41 menores con discapacidad cognitiva y física pudieron realizar por primera vez una Helicopterapia, una nueva modalidad que les permite estimular aún más su cerebro.

Framer Correa fue uno de los jovenes con discapacidad física que por primera vez recibió una sesión de Helicopterapia, una nueva manera de estimular los sentidos y ayudar a las personas con algún tipo de discapacidad. Los 41 jóvenes de Medellín y La Ceja sobrevolaron el municipio de Rionegro a bordo de dos helicópteros Black Hawk,

Expertos en el tema aseguran que la vibración y sonido del helicóptero mejoran las respuestas emocionales y físicas de estas personas, por lo que esta experiencia fue para ellos más que un viaje.

Vídeo: Cortesía Cacom 5