Los que hemos habitado el municipio de Rionegro, por un prolongado tiempo, conocemos, y pasamos alguna tarde en el “Laguito”, ubicado en el mirador del Lago en el barrio El Porvenir, ahora se encuentra en una tensión donde diversos actores han incidido en su deterioro.

Algunas de ellos son las construcciones aledañas, por sedimentación y por otra parte de algunas casas de la urbanización Linda Granja que al tener las conexiones trocadas estaba dejando caer aguas residuales al lago.

 Lago1

El daño aún no es irreparable, pero es necesario tomar acciones contundentes para su recuperación, ya que, como ecosistema, en su condición de humedal nos beneficia a todos.  No es una problemática solo del alcance de EP-RIO, sino que la sociedad local interviene en lo que acomete al mirador del lago, donde las construcciones, los urbanizadores y la misma comunidad han venido generando algunas afectaciones al lago.

Es necesario, para entender la importancia de este Lago, que es fundamentalmente un humedal, conocer los servicios ecosistémicos que estos nos prestan:

Por su capacidad de absorción, el humedal actúa como una gran esponja que retiene el exceso de agua durante los períodos lluviosos, reservándola para las temporadas secas, por lo que regula los efectos perjudiciales de las crecientes de los ríos y los consecuentes riesgos de inundación. Además, aporta grandes volúmenes de agua a los acuíferos (aguas subterráneas), regulando el nivel freático y contribuyendo al mantenimiento de los manantiales. Así mismo, reduce la contaminación del agua, pues las plantas lacustres propias del humedal retienen sedimentos y metales pesados, por lo que funcionan como digestores de materia orgánica y purificadores naturales de las aguas contaminadas, además de esto es albergue transitorio de muchas aves que en sus migraciones recorren el continente o el país.

Lago2

El factor detonante, que evidencio el deterioro del humedal fue la muerte masiva de los peces que allí coexistían, la ingeniera Jakelin Presiga explica que, según los estudios realizados por EP-RIO, lo que ocurrió es que, debido a que el Lago lo alimentan las aguas lluvias, están tuvieron una conexión con material de limo, cemento de las constructoras aledañas, que llegaron al Lago y cambiaron las condiciones de PH, y esto propicio la muerte de los peces.

Otro de los factores que se suman al daño del ecosistema es, las conexiones erradas que tiene la urbanización Linda Granja.  Para solucionar el problema de las conexiones de Linda Granja, se tuvo que hacer un trabajo minucioso, por parte de EP-RIO, entre las casas para identificar cuales tenían las conexiones erradas, ya se tienen identificadas las viviendas, inicialmente se hizo el requerimiento formal con radicado para que los propietarios realizaran las adecuaciones, en algunos casos se corrigieron las conexiones, en otros no se obtuvieron respuesta por parte de los usuarios, otros por desconocimiento invirtieron las conexiones generando otro tipo de problemas, EP-RIO, siendo consciente del tipo de problemas ambientales que ocasiona estas conexiones erradas y que no pueden entrar con recursos propios a intervenir, ya que son conexiones que se encuentran al interior de la vivienda, por tanto son de responsabilidad de los usuarios, también se están revisando otras alternativas dentro del marco jurídico y legal que les permita reparar las conexiones, dentro de esta revisión también se encontró una falla que genera la fuga de aguas residuales y está ingresando al alcantarillado de aguas lluvias, uno de los tantos factores que está afectando las condiciones del humedal, se busca intervenir para corregir esta falla. Este es un compromiso claro por parte de la empresa que se busca cumplir en el corto plazo.

Lago3

Desde EP-RIO, les es imposible tomar medidas coercitivas frente a los infractores, ya que no es una entidad de control, por esta razón, la empresa decidió declararse como terceros intervinientes dentro del proceso que se viene adelantando en CORNARE, y denunciar uno por uno ante la corporación como infractores ambientales, a cada una de las personas que están generando este derrame sobre el Lago.

La comunidad colindante al Lago ha tenido profundos desacuerdos con el manejo que le ha dado EP-RIO a la solución de la problemática del humedal, para esto es necesario entender que más del 50% de las personas colindantes al Lago, llevan 25 años en los cuales han tenido relación directa con el lago, una relación estrecha con este ecosistema es importante tener en cuenta esta relación donde se propicia un arraigo y un sentido de pertenencia por el lago.

El director técnico y operativo de EP-RÍO, Juan Felipe Gómez, plantea que “Desde EP-RIO, tienen toda la disposición en aportar en la solución, que no es una solución que este en su totalidad al alcance de EP-RIO, porque interviene la comunidad, el municipio, los urbanizadores, la autoridad ambiental, y la suma de estos factores puede solucionar el problema”.

Lago4

Esta situación alerta sobre los procesos de construcción que se están llevando a cabo en el municipio de Rionegro y evaluar el accionar de la Oficina de Planeación, como ente de control y quien entrega las licencias. El territorio también hay que pensarlo desde los factores ambientales. Las licencias de construcción no se deben entregar como en una feria, al mejor postor, quien luego paga los comparendos ambientales luego de que el daño ya este hecho y sea irreparable.

 

Por: DiariOriente.com