lluvias

Inundaciones y deslizamientos podrían ser la constante en el Oriente Antioqueño durante los próximos 3 meses según los reportes entregados por el Sistema Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres, encabezado por el Dapard.

“Se activaron los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres –Cmgrd-, para que estén atentos ante los eventos que puedan ser provocados por esta temporada menos lluviosa, la cual estará influenciada por el Fenómeno de variabilidad climática La Niña, que tendrá una intensidad débil y de corta duración” indicó Juliana Lucía Palacio Bermúdez, directora del Dapard.

Algunas de las recomendaciones son:

Actualizar los planes comunitarios para la gestión del riesgo.

Amarrar y anclar los techos, tejas y láminas de zinc.

Realizar mantenimiento preventivo y campañas de limpieza de bocatomas para que no se afecte el abastecimiento de agua.

No desviar o taponar caños.

Evitar que el lecho de los ríos y canales se llenen de basura.

Realizar mantenimiento preventivo, limpieza y dragado de las cuencas, microcuencas y quebradas.

Revisar los sistemas de drenaje, alcantarillado y flujo de aguas lluvias para prevenir inundaciones por falta de mantenimiento.

 Además del Oriente, otras regiones que también estarán afectadas por lluvias serán Urabá, Norte y Suroeste.

 

Por: Óscar Morales Orozco

Foto: Archivo